¿A QUÉ SABE EL SEMEN?

¿Se pude cambiar el olor y el sabor del semen? Los estudios revelan que mantener una dieta sana y consumir más frutas afectan los químicos que componen el semen y pueden llegar a eliminar la acidez y amargura.

Salado. Dulce. Amargo. Ácido. Tú dile a tu pareja el sabor que te apetezca, que si se lo propone a eso le podrá saber el semen. No, no es una locura, es ciencia. Pero, ¿cómo puede suceder esto? Todo se lo debemos a los componentes químicos que conforman el semen. Y esto está más que comprobado, todo aquello que consuma el hombre en su dieta diaria -desde ciertos alimentos hasta substancias- puede cambiar la composición del semen y por lo tanto alterar o cambiar el sabor.

Que el semen cambie y esté compuesto por químicos naturales también significa que podrá variar de sabor según el paladar y ph de cada persona. Generalmente el semen suele ser tibio y salado.

¿Cómo afecta la alimentación al sabor del semen?

La alimentación no solo afecta el olor de fluidos como el sudor y saliva. También es capaz de cambiar el sabor de otros fluidos como la leche materna y obviamente el semen. Aunque esto se considera un hecho, los médicos y científicos continúan realizando estudios para determinar exactamente cuál es el vínculo entre la alimentación y el sabor del semen.

¿Te preguntas qué alimentos son los que más apestan y amargan el sabor del semen? Aquí va la lista:

  • Ajo
  • Cebolla
  • Brocoli
  • Repollo
  • Espárragos
  • Carne roja

Estos alimentos son los que hacen un poco más tolerante su sabor.

  • Cilantro
  • Perejil
  • Canela
  • Almendras
  • Piña
  • Papaya
  • Naranja

Ojo, que sea más tolerante no significa que alimentarte con estos productos vaya a hacer que el semen sepa dulce. Lo que sucede es que estos alimentos cortan y disminuyen la acidez y amargura del semen, pero eso no quiere decir que le aporten dulzura.

¿Cómo afecta el alcohol?

Los estudios confirman que el consumo de alcohol puede alterar los químicos que componen el semen y darle un sabor amargo y ácido. Aunque depende de qué tipo de alcohol consumas. Por ejemplo, lo que se conoce como alcohol fuerte (vodka, ron, ginebra, etc) tiene un impacto mucho más fuerte que la cerveza o el vino.

Y, ¿el tabaco?

Al igual que las bebidas alcohólicas, el tabaco, café y otras drogas también tienen un efecto directo con el sabor y olor del semen. Suelen hacerlo más amargo y ácido.

¿La higiene puede afectar?

Claro que puede afectar. Los hombres que no mantienen una buena y correcta higiene alteran, principalmente, el olor.

¿Se puede cambiar el sabor del semen?

“Los olores naturales cambian de persona a persona, pero aunque no todo depende de la alimentación, un gran porcentaje de lo que ingieres afecta directamente el sabor, por lo tanto podríamos decir que sí, que sí se puede cambiar y mejorar el sabor. Si se añade a la dieta diaria más frutas y alimentos frescos y se evitan los que producen más acidez seguramente el sabor cambiará”, aseguró la médico Debra Rose Wilson, en la revista especializada Medically.

FUENTE: www.mujerhoy.com