sexo, drogas y Rock & roll

LA KETAMINA…

ketamina
La Keta, especial K, K, Kit Kat,… , es un “anestésico disociativo” que se utiliza en veterinaria como anestésico para animales desde los años 70.

Puede aparecer como un líquido transparente o en forma de polvo o comprimidos y se puede ingerir o esnifar. Además es una droga alucinógena muy potente y bastante más peligrosa de lo que se cree.

LA KETA HACE QUE…

Tarda una media hora en subir si se ingiere, o sea, si te la comes.

Al principio te da un subidón parecido al de la farlopa.

Luego… empieza el bajón!.

Puedes tener la sensación de que tu mente está separada de tu cuerpo, como si tu mente flotara por encima.

Sientas el cuerpo entumecido.

Puedes flipar de forma que veas algo como las caras de la gente deformadas o que tus brazos y tus piernas se estiran y se encogen.

Si estás embajonad@, triste, agobiad@… no te metas, es probable que la Keta te aumente estos estados de ánimo.

ASÍ QUE…

Piénsatelo y si decides consumirla… en cantidad muy pequeña para que veas como reacciona en tu cuerpo. Hazlo con algún@ amig@ que vaya a ayudarte en caso de problemas.

Búscate un ambiente tranquilo y relajado.

Prepárate para las sensaciones extrañas. ¡Que no te pillen de sorpresa porque te pueden rayar y emparanoiar un rato!, ¡y éso no mola nada!.

Espera tranquil@ a que te suba. No vuelvas a consumir por impaciencia.

No la mezcles con otras drogas:

El alcohol potencia sus efectos depresores, es decir, el alcohol hace que la respiración y el corazón vayan más lentos, y la keta también, así que ¡cuidado!, ¡no vaya a ser que se te olvide respirar!.

El speed, la cocaína y los estimulantes en general tienen efectos contrarios a la ketamina, por lo que tu cerebro se desconcierta totalmente, es una bomba que desorienta a tu organismo.

PERO TEN CUIDADO PORQUE…

No es una droga de marcha, por mucho que se empeñen. Las alucinaciones en un ambiente ruidoso y agobiantes pueden ser… como decirlo… como un mal viaje!.

A veces cortan el XTC con Special K (ketamina). Los efectos de uno no tienen nada que ver con los de la otra… ¡imagínate!, empezar a sentir rollos extraños en tu cuerpo sin esperártelo, no tiene que ser nada agradable.

Es anestésico así que, si te pegas un golpe ni te enteras. Piensa lo que eso significa. Te pegas un golpe y sangras, pero como no te duele… no te enteras. Evita sitios y comportamientos con peligro de sufrir caídas o accidentes.

Hay peligro de sobredosis y palmarla porque la potencia varía mucho de una presentación a otra. A dosis elevadas hay riesgos de parada respiratoria.

Por todo ésto, yo no la tomaría sin pensármelo, no es ¡aquí te pillo, aquí te mato!. Como me ofrecen, me meto. PIÉNSATELO E INFÓRMATE SOBRE LO QUE VAS A HACER.

Si la mezclas con otras drogas te puede dar un chungo.

Si la tomas sería mejor hacerlo en un sitio tranquilo y acompañad@ por gente de confianza que no se haya metido.

Es más peligrosa que otras drogas que se utilizan en lugares de marcha, con lo que se debe tener más cuidado.

Tu cuerpo puede habituarse con facilidad y crearte fuerte dependencia. Espacia los consumos al máximo.

Si la esnifas, no creas que es como una raya de farlopa. La cantidad debe ser muy inferior. Evita compartir el rulo, para evitar contagios.