sexo, drogas y Rock & roll

speed

EL SPEED

Debería ser metanfetamina, pero en la práctica no lo es. Es una de las drogas más cortadas y lo que habitualmente lleva el speed es anfetamina en polvo, mezclado con lactosa, glucosa, manitol, entre otras cosas.

Para cortarlo utilizan talco, bicarbonato, polvos laxantes, etc…

Lo que llamamos anfetamina o anfeta suele encontrarse en forma de pastilla (como las que se compran en las farmacias) y se toma por la boca.

El speed es un polvo blanco que se consume esnifándolo por la nariz, mediante un tubito que también se conoce como rulo, y que no debes compartir, no vaya a ser que pilles algo más que speed.

La anfetamina, y también el speed, la descubrió un médico alemán en 1887 y los hippies lo llamaban “speed killer” (speed asesino).

EL SPEED PUEDE HACER QUE…

El corazón te lata con fuerza y sientas un aumento de adrenalina (¡SUBIDON!) .

Te sientas con mucha energía y te parezca que puedas bailar largo tiempo sin parar, pero recuerda: tu cerebro va de speed, pero tu cuerpo no. Necesitas descansar aunque no te lo parezca.

Hables mucho, sin parar (puede que hasta resultes un poco rayante).

Te sientas tan seguro de tí mism@ que creas que puedas hacer cosas para las que no tienes capacidad, es decir: el speed no te da más fuerza de la que tienes, así que si te vas a meter en problemas, procura hacerlo con alguien de tu tamaño, no con el/la marom@ de la discoteca.

Tampoco te da alas, no puedes volar aunque lo parezca. Trata de no saltar desde grandes alturas.

Ni te aumenta los reflejos, aunque tú creas que sí, con lo que no te recomendamos que conduzcas.

Pierdas el apetito, lo que no quiere decir que tu cuerpo no necesite comer.

Te aumente la temperatura del cuerpo, mucho, cada vez más.

EL DÍA DESPUES PUEDE QUE…

Estés agotad@, sin fuerzas: cansancio, ansiedad, dolor de cabeza…

Te encuentres deprimid@, embajonad@, sin ganas de moverte, de hacer nada.

No puedes dormir a pesar de tener mucho sueño.

Te preocupes por chorradas.

A pesar de ésto no te recomendamos que tomes tranquilizantes ni pastillas para dormir, ni nada de éso. Pasa la resaca “a pelo”. Las pastillas pueden traerte otros problemas peores.

PERO SI CONSUMES MUCHO PUEDE QUE…

Te rayes tu solit@, es decir, que de tu confianza y tu “hoy voy a comerme el mundo”, pases a: “és@ me mira mal, ¿por qué me mira mal? ¡Eh tú! ¿¡Qué ostias estás mirando?! ¡Te parto la boca como me mires con esa cara! PIM PAM”, y un@ de l@s dos acabéis con la nariz rota.

Te den calambres y temblores (es porque tu cuerpo necesita sales para funcionar y con todo lo que estás sudando, las estás perdiendo).

Te sientas al borde de un ataque cardíaco por el nerviosismo que te está entrando.

Acabes con la nariz destrozada.

Y ACUÉRDATE QUE…

Por mucho de speed que vayamos, si follamos sin condón podemos embarazarnos o pillar lo que no queremos.

Tarda un tiempito en “subir”, así que espera antes de meterte la segunda fila.

Si el speed tiene piedras o no está bien picado puedes tener hemorragias nasales. Cuando consumas alterna las fosas nasales.

Si eres chica y un tío te dice que vayas al baño que por guapa y por enrollada te va a invitar a un “tirito”, no vayas sola, es probable que luego se lo quiera cobrar y te encuentres en una situación algo más que incómoda. No siempre pasa, pero por si acaso…

Come cosas saladas como frutos secos para reponer las sales que estás perdiendo. También valen las bebidas esas para los deportistas.

Cómete un almax o algo para la acidez.

Bebe líquidos. Refréscate y descansa. No te tires horas bailando sin parar, que tu cuerpo te lo agradecerá y al día siguiente vas a estar mejor. Sal a la calle y toma el aire.

Quédate con amig@s. Si te rayas, te emparanoias, o te da un chungo, son l@s amig@s l@s que van a ayudarte.