Errores que cometes cuando utilizas preservativo

Es uno de los métodos anticonceptivos de barrera más comunes, pero seguro que hay ciertos gestos erróneos que llevas a cabo a la hora de ponértelo y que no le hacen ningún favor a tu relación sexual. ¿Quieres saber cuáles son?

Según la Organización Mundial de la Salud, el preservativo es el método anticonceptivo más utilizado y el más seguro frente a embarazos o enfermedades de transmisión sexual, con un 98% de efectividad, siempre y cuando, se utilice de manera correcta.

Hacerlo a la perfección no es tarea fácil, es decir, cometemos muchos errores a la hora de utilizarlo. Y aunque la teoría esté establecida a la perfección, la práctica es una tarea más difícil. Por eso, hemos seleccionado los descuidos más frecuentes a la hora de utilizarlo, para que al menos, seas consciente de ello.

Olvidar las instrucciones

Si crees que sabes todo sobre los pasos a seguir a la hora de ponerte el condón, piénsalo dos veces. Nunca está de más refrescar y leer las instrucciones antes de ponerlo, sobre todo para no equivocarte a la hora de ponerlo, ya que los condones no son reversibles.

Olvidarte de las ETS

Aunque utilices preservativo, si tienes una vida sexual activa con diferentes personas, lo más sensato es realizarte un chequeo cada seis meses para no tener sustos.

Que ‘corte el rollo’

Muchas veces la colocación del condón es un momento incómodo que pone un stop a la relación sexual. No debería ser así, si lo colocas de forma erótica y lo entiendes como una actividad sensual dentro del juego postcoital, todo irá mucho mejor.

Olvidarte de la fecha de caducidad

Debes entender que los preservativos no son eternos y tienen fecha de caducidad: si llevas mucho tiempo sin mantener relaciones sexuales y no te acuerdas de cuándo fue la última vez que utilizaste los preservativos, mira la fecha. Y sobre todo, no lo guardes en la cartera, el coche o lugares donde haya fricción  o calor porque se pueden romper.

No llevar siempre protección

Hay dos reglas fundamentales a la hora de mantener relaciones sexuales: debes llevar siempre la talla pertinente, porque si son pequeños o grandes puede haber algún accidente. Y llevarlos siempre a mano, ya que puede que los de la otra persona no sean de tu talla o que seas alérgico a algún componente.

Utilizar un lubricante inadecuado

Debes tener cuidado con el tipo de lubricante que utilizas ya que hay algunos que no son compatibles con el látex y eso puede suponer un problema.

Ponerlo a destiempo

Debes ponerlo en en el momento justo: ni una vez comenzada la penetración ni solamente en el momento de la eyaculación. Recuerda el dicho popular: “Antes de llover gotea”. Y también debes retirarlo en el momento justo: una vez terminada la relación sexual, lo mejor es retirarlo.

Informazio gehiago: http://kolokon.com/eu/sexua/gizonen-kondoia/

INFORMAZIO ITURRIA: www.mujerhoy.com

¿Quieres dejar un comentario?