• es
  • eu
sexo, drogas y Rock & roll

[vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

YOUR FAMILY

Tu familia es muy importante, influye en tu desarrollo tanto personal como social. No importa la familia que tengas, sino una serie de factores que se dan en ella: la educación, las normas, las relaciones, la comunicación, los afectos …

Cada miembro de la familia tiene su “papel”, su función, sus derechos y sus obligaciones, a veces desempeñar ese papel puede ser difícil (ser padre/madre o ser hij@). Si tod@s colaboran es más fácil que la familia funcione de forma adecuada.

Que las relaciones familiares sean buenas depende de todos sus miembros, de la comunicación que haya entre ell@s. Es importante la existencia de normas de funcionamiento y una serie de límites, sobre todo entre padres/madres e hij@s. Las normas son importantes, nos dicen cómo funcionamos. En determinados momentos, hay normas o situaciones que se pueden negociar, pero tienes que tener claro que otras no se pueden negociar nunca o no son aceptables.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″ css=”.vc_custom_1455012525999{margin-top: 40px !important;}”][vc_column_text el_class=”green lighten-3 z-depth-2 rotate” css=”.vc_custom_1455012541865{padding-top: 20px !important;padding-right: 20px !important;padding-bottom: 20px !important;padding-left: 20px !important;}”]

Cuando yo tenía catorce años, mi padre era tan ignorante que no podía soportarle. Pero cuando cumplí los veintiuno, me parecía increíble lo mucho que mi padre había aprendido en siete años”

(Mark Twain)[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Kolokon familia

Al parchís, sólo se puede jugar de una determinada manera, siguiendo las reglas de juego, las normas.

A veces puedes sentir que estás desbordad@, que no te entienden, no te valoran o no confían en tí, todo ésto suele tener que ver con determinadas etapas de nuestra vida. Ponte por un momento en el lugar de tu padre/madre, para ellos también es complicado, es difícil asumir que tú cada vez eres más independiente y necesitas menos de ell@s.

Imagina un atardecer en un acantilado junto al mar, sitúate en el límite mismo del precipicio y ponte a observar la caída del sol. Al momento tu padre, tu madre, un familiar próximo, que desconoce tus intenciones te ve y se coloca detrás de ti, al borde de un ataque de nervios, sin saber qué hacer pero a una distancia prudencial como para que no percibas su presencia…

 

¿QUÉ DEBE HACER?

Gritar con el riesgo de asustarte y provocar tu caída.

No hacer nada y esperar a que te des la vuelta, pero: ¿y si tus intenciones son saltar al vacío y quien pudo evitarlo no hizo nada?

De todas formas, ten claro que para resolver los problemas que puedan surgir tienes que hablar con ell@s, todas las partes tienen que estar implicadas. Ésto no es fácil, pero es mejor cuando hay confianza y respeto entre los miembros de la familia. Además, tú no eres el/la únic@ que tienes problemas, cualquier componente de tu familia los puede tener. Por otro lado, también hay situaciones en las que tienes que consultar o compartir con tu padre o tu madre sin ninguna duda; así un problema individual se convierte en un problema familiar.

Aunque a veces haya momentos más conflictivos, es bueno tener presente que necesitamos a nuestra familia como apoyo, como recurso en algún problema o situación de riesgo, como factor de protección e incluso como referente educativo. La confianza en tu familia es muy importante.

Existen muchos tipos de familia, cada una tiene su propio funcionamiento y su forma de relacionarse, pero ésto no quiere decir que unas sean mejores que otras, está claro que las familias perfectas no existen, cada una tiene sus características y sus problemas en determinados momentos.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]