• es
  • eu
sexo, drogas y Rock & roll

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

TELE, SOFÁ Y MANDO…

Es un medio que aporta información de forma fácil.

Lo que la hace única son las formas, no los contenidos.

Una forma de ocupar el tiempo libre.

Puede enseñar y entretener.

Puede ser la vía de escape o de distracción que todos necesitamos a veces.

Es beneficiosa a dosis limitadas.

Provoca menor estimulación mental que la lectura.

Produce “inherencia de la atención”, una menor actividad en las zonas del cerebro encargadas de procesar informaciones complejas.

Ver la tele puede tener un efecto adormecedor, aumenta la somnolencia, actúa en el cuerpo como un tranquilizante.

television

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_column_text el_class=”blue lighten-3 z-depth-3 rotate2″ css=”.vc_custom_1454415666395{padding-top: 20px !important;padding-right: 20px !important;padding-bottom: 20px !important;padding-left: 20px !important;}”]

PREOCÚPATE SI…

Ves la TV mucho más tiempo que el resto de espectadores (la media en España es 4 horas diarias), si pasa mucho tiempo sin que seas consciente del tiempo transcurrido.

Sientes una fuerte necesidad de ver la tele, y aunque intentas reducir el tiempo que le dedicas, no puedes. Tu tele está encendida contínuamente.

No seleccionas los programas (haces mucho zapping). Zappineas sin detenerte en nada en concreto. No terminas de ver un programa, una peli… o ves varios canales a la vez.

Usas la tele para tranquilizarte, no como entretenimiento.

Cuando ves la tele te sientes más relajado, pero después te sientes peor que antes de haberla visto.

Necesitas la tv para acompañarte en la comida, en la cena, en la cama… y no prestas atención a quienes te rodean.

Te sientes desgraciad@, incómod@ por ver tanta televisión.

Cuantas más horas pasas frente a la tele, menos satisfacción sientes por ello.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_column_text el_class=”red lighten-3 z-depth-3 rotate-2″ css=”.vc_custom_1454415658784{padding-top: 20px !important;padding-right: 20px !important;padding-bottom: 20px !important;padding-left: 20px !important;}”]

CÓMO EVITARLO

Elige los programas que ves en función de tu edad.

Apunta cuánta tele ves y cuándo la ves.

Fíjate un límite de tiempo para ver la tele en una semana. Anota el tiempo que la ves cada día y cumple el límite establecido.

Piensa en otros planes que puedes hacer en familia, con tus amig@s, actividades al aire libre, leer, hacer ejercicio, …

Apunta el resto de actividades que haces en tu casa y que te divierten. Pon la lista en un lugar a la vista y échale una ojeada antes de encender la tele.

Evita tener televisores por toda la casa, que no estás en ningún concurso.

Intenta ver la televisión en compañía.

Resérvate momentos de tertulia y de intercambio de vivencias diarias sin televisión.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]