• es
  • eu
sexo, drogas y Rock & roll

[vc_row][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

TRABAJAR SIN CONTROL
(ADICCIÓN AL TRABAJO)

Lo primero, dejar claro que trabajar muchas horas no es lo mismo que ser adict@ al trabajo.

Actualmente es la adicción más aceptada y mejor vista en nuestra sociedad.

Como en todas las adicciones, existen dos elementos: falta de control y dependencia.

Las personas que lo sufren se dedican en cuerpo y alma al trabajo, lo consideran una necesidad vital, es el elemento prioritario de todo lo que les rodea.

Llegan a reducir o eliminar su vida familiar, social o personal.

Lo justifican diciendo que son imprescindibles para el buen funcionamiento de la empresa, que tienen miedo a quedarse en el paro o temen ser mal considerad@s.

La actitud con sus compañer@s se vuelve autoritaria y agresiva, están siempre de mal humor, a veces tienen explosiones de cólera. Suelen mantener la misma actitud con su familia.

trabajo

Cuando no están en el trabajo (fines de semana, festivos, vacaciones) sufren síndrome de abstinencia: irritabilidad, “sentimiento de vacío”, aburrimiento, ansiedad, el tiempo pasa muy lento, insomnio, y piensan constantemente en temas relacionados con el trabajo.

Las consecuencias negativas de esta adicción: se deterioran las relaciones familiares, aislamiento, pérdida del sentido del humor, desinterés por todo lo que no esté relacionado con el trabajo, la salud se debilita, se reduce la calidad de vida.

DATOS RELACIONADOS

Es más frecuente en hombres que en mujeres, de edades entre 35 y 55 años, y más en la empresa privada que en la pública o en la Administración.

Se da más en profesiones en las que se puede sobresalir por encima de l@s demás, que permiten brillar y ser aplaudid@ (alt@s ejecutiv@s de banca, finanzas o consultoría, médic@s, periodistas, y profesionales cuya actividad está poco reglada).

En España el 80% de las empresas premian los excesos en el trabajo, son “empresas tóxicas”, creen equivocadamente que ese rendimiento excesivo de sus trabajador@s puede durar eternamente.

Japón es el lugar del mundo con más adict@s al trabajo, incluso tienen una palabra para denominar la muerte por sobreesfuerzo en el trabajo: karoshi. Son muertes que se producen por ataques repentinos al corazón después de un tiempo muy largo de estrés y tensión.

[/vc_column_text][vc_column_text el_class=”orange lighten-3 z-depth-2 rotate2″ css=”.vc_custom_1454338081788{padding-top: 20px !important;padding-right: 20px !important;padding-bottom: 20px !important;padding-left: 20px !important;}”]

TIPOS DE ADICT@S AL TRABAJO

Trabajador@ ambicios@: imposición, lucha despiadada por ser el/la mejor.

Trabajador@ competitiv@: tiene necesidad de sentirse superior.

Trabajador@ culpabilizad@: sobrecarga de trabajo por motivos morales.

Trabajador@ insegur@: ansiedad en la búsqueda contínua de aprobación.

Trabajador@ aislad@ y solitari@: utilizan la relación profesional como sustituta de las relaciones interpersonales.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″][vc_column_text el_class=”blue lighten-3 z-depth-2″ css=”.vc_custom_1454339347353{padding-top: 20px !important;padding-right: 20px !important;padding-bottom: 20px !important;padding-left: 20px !important;}”]

TEN CUIDADO SI CASI TODOS LOS DÍAS…

Te excedes y no cumples tu horario de trabajo.

Te llevas trabajo a casa.

Te llaman del trabajo a tu casa.

Sientes que haces mal cuando sales del trabajo en tu hora de salida, como tod@s tus compañer@s.

En tu agenda telefónica tienes más números relacionados con el trabajo que con tu familia o amig@s.

Notas que te falta algo si te dejas tu maletín u ordenador en el trabajo.

Las vacaciones te resultan interminables desde la primera semana.

Te quejas de falta de tiempo, siempre estás ocupad@.

En tus conversaciones siempre predominan temas relacionados con el trabajo.

A veces piensas o reconoces que tu trabajo te requiere continuamente.

[/vc_column_text][vc_column_text]

PUEDES HACERLE FRENTE SI…

Empiezas nuevas actividades y nuevas amistades, o recuperas las antiguas.

Poco a poco, dedica menos tiempo a trabajar, reduce las horas y no te lleves nunca el trabajo a casa.

Comunícate más con tus seres queridos.

Propón nuevos planes a tu pareja, algo que resulte gratificante para l@s dos.

Intenta reducir tus responsabilidades y aumentar la libertad para elegir lo que te apetece hacer.

Ajusta tu ritmo de trabajo a tu día a día de forma que esté compensado.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]